Ruth W. Grant

Los incentivos ocupan un lugar destacado en nuestra vida social. Gobiernos, empresas e instituciones emplean incentivos para lograr que hagamos cosas que nos benefician o que pueden acarrear claros beneficios sociales. Los incentivos suelen verse como mecanismos de control aceptables: nos dejan margen para actuar (podemos rechazarlos) y además nos tratan como adultos, apelando a nuestro propio beneficio, sin demasiadas moralizaciones y monsergas. ¿Pero son los incentivos tan inocentes como parecen? En este libro, la filósofa americana Ruth W. Grant se pregunta por la ética de los incentivos, ofreciendo al lector el primer tratamiento sistemático de estos mecanismos de control social. ¿Qué criterios morales resultan relevantes para evaluar el uso de incentivos? ¿Cómo deben aplicarse esos criterios a la hora de evaluar incentivos en contextos concretos, como la sanidad, la educación o las relaciones internacionales? ¿Cómo afectan los incentivos al carácter y a nuestras relaciones personales? ¿Qué nos dicen los incentivos sobre nuestra motivación y las razones que nos mueven a actuar? ¿Qué incidencia tiene su uso para la calidad democrática? Todas estas preguntas se abordan de forma clara y directa en este libro, que será de interés para filósofos, politólogos, sociólogos y juristas. Los incentivos son una forma de poder y como tal deben evaluarse, separando aquellos usos permisibles de aquellos otros que resultan claramente inmorales.

Disponible en librerías a mediados de julio